viernes, 22 de marzo de 2013

¿Se puden curar la agorafobia, ansiedad o el estrés?

Las personas con agorafobia creen que este trastorno es incurable. Es probable que hayan leído en algún lugar, o le hayan comentado, o quizás simplemente suponen que la agorafobia dura años y años. Si se dan cuenta, eso empeora su estabilidad emocional porque empieza a creer que no tiene cura y que estará así por el resto de su vida (como ya mencioné anteriormente). Pero lo cierto es que al igual que la gripe, la amigdalitis, el asma o cualquier otra enfermedad, tiene un tiempo determinado de duración en donde es más fastidiosa, luego, de acuerdo a los cuidados que le pongamos, regresa pronto, se demora o jamás regresa, aunque lo más probable es que regrese en algún momento.


Por ejemplo, la gripe.

Las personas que beban menor cantidad de bebidas heladas, que consuman más vitamina C (ya sea con limones, naranjas, etc.), que se abriguen bien cuando haya que hacerlo, tienen menor posibilidad que tengan gripe debido a los cuidados que se están tomando, pero esto no significa que NUNCA más vuelva a tener gripe, basta que otra persona con gripe estornude en su cara para contagiarse. Por más abrigado que esté, igual es muy probable que se contagie de ese modo.

Otro ejemplo, la amigdalitis.

Yo personalmente tengo una debilidad con esta enfermedad. Hasta hace un tiempo me daba amigdalitis cada cierto periodo. Mi doctor dijo que esa es un área de mi cuerpo que por cosas de la vida es más débil, así que debo ponerle mayor cuidado si no quiero volver a enfermarme, la otra opción era quitarme las amígdalas, pero afortunadamente no he llegado a eso gracias a que empecé a darle más cuidado. Lo cual no significa que no me vuelva a dar amigdalitis.

Ejemplo con el asma.

Mi hermano y mi padre tienen asma. Antes, cuando vivíamos en un lugar más húmedo, casi no había día en donde ellos no podían respirar, tenían que estar con sus inhaladores y en ocasiones yendo al hospital a que les den oxígeno. Después de un tiempo, nos mudamos a otro sitio, más seco, más apropiado para ellos, y después de mudarnos casi no han tenido ataques de asma ni uno de ellos. Sí les ha dado, no voy a decir que no, pero si antes al año les daba 10 ataques de asma, en este nuevo lugar les da 1 ó 2, cuanto mucho.


¿Qué pretendo dar a entender con todo esto?
Lo que trato de decir es que en esta vida puede llegar a nosotros en cualquier momento cualquier enfermedad. No estamos libres de nada, lo único que podemos hacer es REDUCIR LAS PROBABILIDADES de enfermarnos. Entonces, si ya sabemos que tenemos tendencia a la ansiedad, lo mejor que podemos hacer es REDUCIR LAS PROBABILIDADES que tenga la ansiedad de regresar a nosotros. Te hablo de APRENDER A CONTROLAR LA ANSIEDAD.

David J. Díaz.

jueves, 28 de febrero de 2013

Si supero la agorafobia, ¿la he superado para siempre?

Sí es posible superar la agorafobia para siempre una vez que se tiene el control sobre la ansiedad. Y no sólo la agorafobia, sino muchos otros trastornos que tienen como motivación principal la ansiedad. Sin embargo, es difícil mantener el dominio total sobre la ansiedad siempre y es probable que regrese la agorafobia o algún otro trastorno mental. Pero hay que ser justos. No sólo sucede esto con la agorafobia, sucede con cualquier otra enfermedad o trastorno. El hecho que hoy te cures de la gripe no significa necesariamente que nunca más te dará. Si hoy te curas de algún tumor, no significa que no te puede aparecer otro en alguna otra parte del cuerpo. Si hoy termina la recuperación de tu pierna por algún accidente que tuviste, no significa necesariamente que en el futuro no puedas volver a romperte la pierna. Entonces, ¿a qué conclusión llevamos? QUE CON LA AGORAFOBIA, AL IGUAL QUE CON CUALQUIER OTRO TRASTORNO U OTRA ENFERMEDAD, TENEMOS QUE TOMAR PRECAUCIONES, MAS NO OBSESIONARNOS CON ELLAS.

sábado, 16 de febrero de 2013

Naranja, un buen desestresante

En realidad,  el  comer  cualquier fruta  ayuda mucho a reducir  los  niveles  de  estrés que tenemos hoy en día. El  estrés  y  la  ansiedad  que  tanto nos  incomoda  por estar   en   esta   situación pueden  ser  combatidas  con alimentación    sana  .    Pero   si   hay  una  fruta  que yo recomiendo especialmente, es LA NARANJA.

La vitamina C que posee la Naranja ayuda a mejorar la circulación de la sangre lo cual reduce el estrés y produce un efecto sedante en las personas. Además ayuda a prevenir el cáncer de estómago y colon entre muchos otros beneficios.

Comiendo naranjas a diario podemos alejar esos pensamientos negativos relacionados con enfermedades que en realidad no tenemos, pensamientos que ya sabemos, pueden causarnos crisis de pánico y muchos otros malestares.

Teniendo una dieta en donde incluyamos los cítricos sabremos estamos teniendo una vida sana, por lo tanto, estaremos psicológicamente más preparados para afrontar la agorafobia y dominar la ansiedad.


David J. Díaz.

lunes, 19 de diciembre de 2011

UNA MEJOR DIRECCIÓN

Hola, mis queridos lectores. A continuación les dejo mi nueva dirección en donde podrán encontrar la información que necesitan para comprender mejor la agorafobia y las crisis de ansiedad, será de mucha ayuda ya que es una página mejor estructurada.


www.agorafobiayansiedad.com


Copien y peguen esta dirección para poder bañarse en información muy importante para aprender a manejar la ansiedad. 


Un abrazo muy grande.


David J. Díaz.

jueves, 10 de noviembre de 2011

TRATAMIENTO DE LA AGORAFOBIA Y/O CRISIS DE ANSIEDAD

Hola, amigos. Nuevamente hemos mudado el blog a una nueva dirección en donde podremos tener más información acerca de la AGORAFOBIA Y LA CRISIS DE ANSIEDAD y sobre su tratamiento. La nueva dirección es:

www.agorafobiayansiedad.com 
y/o
tratamiento-de-la-agorafobia.blogspot.com.




David J. Díaz.

jueves, 8 de septiembre de 2011

CAMBIO DE DIRECCIÓN

DISCÚLPENME LAS MOLESTIAS, PERO ME HE MUDADO A UNA NUEVA DIRECCIÓN: http://comocurarlaagorafobia.blogspot.com , SI QUIERES SEGUIR CONOCIENDO LEL RESTO DE CONSEJOS PARA SUPERAR LA AGORAFOBIA, VISITA MI NUEVO BLOG.

comocurarlaagorafobia.blogspot.com

David J. Díaz.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

SEGUNDO CONSEJO FUNDAMENTAL PARA ENFRENTAR LA AGORAFOBIA

Ahora voy a publicar el segundo consejo fundamental para aprender a vivir con la agorafobia sin que te produzca tantos problemas. Insisto, con esto no te vas a curar, pero sí vas a aprender a entender mejor la situación y te preparará para cuando tengas que “RECONOCER NUEVAMENTE EL MUNDO”.
Para mí ha sido de gran ayuda, espero que a ti también pueda ayudarte.

2) NO ALEJAR A LAS PERSONAS QUE TE RODEAN, NECESITARÁS DE ELLAS:
Me refiero a este tema tomando en cuenta la última parte de la primera recomendación.

Cuando tienes de agorafobia, en un principio, no sabes de qué estás enfermo, piensas que estás mal del corazón, del cerebro, del hígado, de los pulmones, etc. De modo que tu respuesta natural, después de atormentarte a ti mismo por un tiempo, es buscar la ayuda de alguien. ¿Pero qué sucede antes de buscar ayuda? Pues, por lo general estás aburrido de la situación, te estresas, te irritas, te deprimes, esto hace muchas veces trates mal a las personas y por ende, se alejan de ti, se resienten.

Es una prioridad que las personas que te rodean no estén tratando de alejarse de ti porque vas a necesitar mucho de ellas, aunque no comprendan tu enfermedad. De alguien, sobretodo en un inicio, necesitarás para que te acompañe a comprar al supermercado, a caminar, al cine, etc. Es más, ya te debes haber dado cuenta, si padeces de agorafobia, que necesitas a alguien de confianza a tu costado para que puedas intentar hacer una vida más o menos normal. Esto no quiere decir que debas tener siempre a alguien acompañándote, pero al inicio de saber que tienes este trastorno, yo recomiendo que tengas a alguien de confianza con quien sentirte seguro hasta que puedas comprender mejor tu problema y aprendas a mantener la calma en situaciones “de riesgo” para ti.

En conclusión con esta recomendación: al comienzo de la agorafobia, siempre necesitarás de alguien para que te enseñe y te ayude a reconocer el mundo en el que estás, que por cierto ya conocías, pero que por circunstancias de la vida hoy te parece distinto, y le temes.

martes, 6 de septiembre de 2011

PRIMER CONSEJO BÁSICO PARA SUPERAR LA AGORAFOBIA

Como dije anteriormente en este mismo blog, en mi libro “Enfrentando la Agorafobia”, en el capítulo tres, doy 20 consejos fundamentales para empezar a salir de este trastorno.
Como muestras de mi libro, voy a publicar el primer consejo que me sirvió a mí personalmente para poder saber que en realidad estaba empezando a dar un primer paso en mi recuperación. Seguramente te será de mucha ayuda. En los próximos días, voy a publicar un par de consejos más para que puedan empezar su recuperación.



20 CONSEJOS PARA SUPERAR
LA AGORAFOBIA


Estos no son más que unos consejos que a algunas personas con agorafobia que he conocido y a mí nos han servido para afrontar la enfermedad, quizás esto varía de acuerdo al tipo de persona, sin embargo, en términos muy generales, creo que puede servir a cualquier persona que esté sufriendo de este trastorno. 

Seguramente con ayuda de estos consejos, podrás enfrentar con más esperanza y fuerza las crisis de ansiedad, los ataques de pánico y la sensación de irrealidad.



1) APRENDE A DIFERENCIAS LOS PROBLEMAS DE LAS PERSONAS:
Esto tiene un principio muy simple que además ya comenté líneas arriba. Se trata de entender que el problema no son las personas que te rodean, el problema está dentro de ti.


Por lo general, cuando uno tiene agorafobia es por una serie de sucesos desalentadores que han pasado en la vida, lo que mi neurólogo llama “Mala suerte”. Estos sucesos pueden llamarse deudas, decepciones amorosas, estrés, exceso de trabajo, encierro involuntario, prisión, falta de trabajo, decepción generalizada y en ocasiones, todo a la vez, es por eso que muchas veces, sin que te des cuenta, estás deprimido, pero por querer parecer que estás bien, ante el resto del mundo muestras una cara distinta, aunque en el fondo estés destrozado.

No digo que sea fácil poner este consejo en práctica, ya que cuando estás con agorafobia te puedes llegar a sentir tan deprimido que piensas que el problema es todo el mundo y hasta por momentos olvidas que tienes una enfermedad. No obstante, en algún momento aprendes a separar los problemas de las personas, debido a que cuando ya estás muy sumergido en el trastorno, buscas ayuda, y normalmente se recurre a las personas que están más cerca de ti. Pueden ser tu pareja, tu familia o los mejores amigos.

Cuando aprendes a diferenciar entre los problemas que tienes y las personas que pueden ayudarte, te das cuenta que tienen un valor superior al que creías que tenían. Muchas veces uno se entera a quién tiene al costado sólo cuando notas que esta persona es la única que está contigo en tus peores momentos. Cuando esta persona confía más, que tú mismo, en que te curarás. Estas personas cercanas, que quieren que te cures y que están dispuestas a ayudarte durante todo el tiempo que dure tu trastorno, son las que debes diferenciar de los problemas. 

Los problemas tienen solución, eso creo que lo sabes. Como dicen, “lo único que no tiene solución es la muerte”, pero el resto, sólo tienes que pensarlo muy bien, y verás que pueden solucionarse. Por lo tanto, evita hundirte y ten en cuenta siempre que, si los problemas tienen solución, ¿por qué te preocupas entonces? Así que en vez de ahuyentar a la gente con tus problemas, acércalas con tus ganas de salir adelante.

Como repito, es importante que no alejes a estas personas que puedan ayudarte porque en un principio es bueno que busques a alguien de confianza para que no te sientas tan solo.

David J. Díaz.

lunes, 5 de septiembre de 2011

¿DE QUÉ HABLA Y POR QUÉ COMPRAR EL EBOOK "ENFRENTANDO LA AGORAFOBIA"?

“Enfrentando la Agorafobia” es un ebook distribuído en 3 capítulos.
En el Capítulo I, narro mi experiencia personal completa con la agorafobia, desde mis primeros ataques de pánico, hasta el día en que se me paralizó totalmente el cuerpo, el día que no podía ni hablar. 

En este mismo capítulo menciono las diferentes etapas que me ha tocado vivir, desde la que denomino “haber tocado fondo”, hasta lo que llamo “El cambio de actitud y la esperanza”.
Narrando mi experiencia seguramente encontrarás mucha similitud y te sentirás identificado, así sabrás que sé de qué te estoy hablando porque tú pasas por lo mismo, entonces podrás sentirte confiado que lo que escribo en este libro es real, y te mostraré poco a poco cómo me fui recuperando.

En el Capítulo II, llamado “Los Invitados Inesperados”, hago mención de algunas otras sensaciones que pueden llegar invitadas por la agorafobia sin que tú te hayas enterado.
Estos invitados son: La fotofobia, la acusticofobia o fonofobia, la claustrofobia, la sensación de irrealidad, la hipocondría, la crisis de ansiedad, la fobia o ansiedad social, las premoniciones, la depresión, los ataques de pánico, la falta de respiración y los latidos del corazón. 

En “Enfrentando la Agorafobia”, hablo sobre cada uno de estos “invitados inesperados” que llegan cuando menos te lo imaginas para empeorar la situación. Le dedico entre una y tres páginas a cada uno de ellos para explicarte más o menos cómo son, cómo aparecen y lo más importante, cómo hacer que desaparezcan. Tampoco digo que todo esto funcione contigo necesariamente, pero eso sí, te puedo garantizar que a otras personas con agorafobia, incluyéndome, nos ha funcionado.

En el Capítulo III, llamado “Consejos”, doy 20 CONSEJOS PARA SUPERAR LA AGORAFOBIA. Estos consejos han sido fundamentales para mí y para las personas con agorafobia que he conocido. No a todos nos sirve lo mismo, pero en la mayoría de casos puedo asegurarte que siguiendo estos consejos te vas a sentir mucho mejor y tendrás una nueva esperanza de vencer a la agorafobia, que se convertirá en realidad con mucha paciencia y esfuerzo

En la parte de los agradecimientos narro cómo es que las personas cercanas a uno son las que más nos ayudan a enfrentar este trastorno. Es importante que lo leas porque seguramente necesitarás encontrar a alguien de confianza para poder empezar a enfrentarte a la agorafobia, y con ayuda de alguien más, irás saliendo poco a poco hasta ya no necesitar de esta persona.
Como lo explico en mi ebook “Enfrentando la Agorafobia”, cuando uno tiene agorafobia, es como un niño que está conociendo el mundo: primero aprender a pararse, luego a caminar, después, a cruzar la pista y así poco a poco hasta ser lo suficientemente independiente para poder hacer las actividades por sí mismo.

En conclusión. En este libro trato de dar una ayuda más profunda sobre la agorafobia que la que intento dar en este blog. Así que recomiendo que compren este ebook para empezar a vender los miedos y por fin salir de este trastorno.

Hay algo que no quiero dejar de escribir porque quiero ser lo más sincero posible contigo. Este libro te va a curar de la agorafobia, pero lo que sí te puedo garantizar, es que los consejos que doy en este libro te darán el empujón que necesitas para empezar a salir adelante. Sólo depende de ti curarte.

Así que, cómpralo a penas puedas.

También puedes encontrarlo en AMAZON.COM, pero cuesta $9.90 si lo compras a través de este blog, te costará $6.90.

domingo, 4 de septiembre de 2011

MI EXPERIENCIA CON LA AGORAFOBIA

El de la foto soy yo, es para que sepan quién les escribe (hace un par de años, claro está, ahora estoy un poco más gordo).
Hola a todos.

Mi nombre es David J. Díaz. Soy empresario, músico, profesor de francés elemental, blogger y escritor, y como muchos de ustedes también fui víctima de este trastorno llamado “AGORAFOBIA”.


¿Por qué decido escribir este libro?
La respuesta es muy simple. Primero, porque me gusta escribir, he escrito cuentos y novelas anteriormente, escribir es una de mis grandes pasiones, pero la principal razón por la que decido escribir este libro es porque mi neurólogo me dijo que yo había caído en una crisis de ansiedad, agorafobia, sensación de irrealidad y depresión crónicas, y, para haber estado tan enfermo (inclusive haber pensado en el suicidio), me he curado de la mayoría de trastornos de una manera increíblemente rápida. Hay pacientes que en mis mismas condiciones demoran años en curarse, y yo lo hice en sólo unos meses después de mi peor momento.

Les cuento un poco.

El peor momento que me tocó vivir fue cuando pasaba días sin bañarme, sin cambiarme de ropa, echado en mi cama, tapado bajo los cobertores durante horas después de haber despertado, temblando, barbón, flaco, llorando, con miedo a salir de ese “lugar seguro” que tenía en donde yo me escondía para lamentar mi vida y en donde pensaba en dejar de existir, entonces, en determinado momento, de algún modo me convencí que debería vencer este trastorno, y un tiempo después, al visitar nuevamente a mi neurólogo, se quedó increíblemente sorprendido por mi evolución y me preguntaba ¿cómo lo había hecho? ¿Cómo había yo conseguido cambiar tanto en tan poco tiempo?

Siendo honestos, en ese momento no sabía bien qué responderle debido a que ni yo mismo me había puesto a pensar en cómo lo había conseguido, sólo le di las primeras ideas que se me venían a la cabeza, pero eran muy simples y nada profundas.

Cuando dejé de ver a mi neurólogo y cuando empecé a sentirme ya realmente liberado por este trastorno, es que pienso realmente en ¿Cómo fue que lo conseguí?, y es cuando me decido a escribir todo lo que había pasado. Buscaba los porqués, los cómos, y los cuándos. Me había decidido a escribir desde un principio toda la experiencia que había tenido para poder darle una explicación. Y es así que, después de tanto esfuerzo, fue que terminé escribiendo “Enfrentando la Agorafobia”.

Así que les hago la invitación a leer este ebook que me costó tanto escribir. Admito que derramé algunas lágrimas al recordar toda aquella horrible experiencia, pero que finalmente ha hecho que yo sea una mejor persona hoy, y afronte la vida de una manera distinta a como la veía antes.

Cordiales saludos.

David J. Díaz.